martes, 16 de noviembre de 2010




"De Spatio

Uno acá, otro allá.
Allá y acá pueden ser otra cosa de lo que parecen ser,
si es que son donde estás vos y donde estoy yo.
Allá y acá pueden convertirse en un más acá y en un menos allá.
O a la inversa.
Acá es este lugar, pero en un momento particular.
Acá es acá ahora. Más tarde, acá es en otro lado.
Pero allá, por ahora sigue siendo allá, estés o no estés vos.
Simplemente porque lo enuncio yo, y yo estoy acá, no allá,
como siempre.
Acá entonces depende de una situación particular,
de espacio y tiempo. Allá también, pero eso ahora no importa.
Allá dejará de ser allá, pero en otro momento.
Cuando allá sea acá, o mejor dicho, allá deje de ser lo que es
y pase a ser completamente otra cosa.
En fin, quisiera decirte que aunque estés allá,
y yo acá, pero para vos mi acá sea tu allá,
te siento un poquito acá. Y aunque el acá sea íntimo de cada yo,
y el allá de cada vos, va a ser muy bueno que el acá y no el allá,
nos contemple a los dos".







(De mi estimada dionisíaca. El poema está en La inmortalidad del cangrejo)





2 comentarios:

silbando bajito dijo...

me gusta muuuucho este poema.
mucho.
me tocó fuerte el corazón.
saludos aquí y ahora

Dionisia dijo...

Lo paradójico de sentirse más humano por momentos, es que suele ocurrir porque tenemos la mente en alguna otra parte.

Mundito, no abandone la Respuesta.