sábado, 7 de noviembre de 2015




La chica que te tenés que conseguir


Conseguite una chica que no tenga nada que ver con tu mundo.
Conocela. Aprendé de dónde viene 
qué hace
los domingos.
Enamorate.
Enamorate bien.
Tratá de que ella no lo sepa.
Querela cuidala escribile
pero jamás
se lo digas.
Respetá tu amor, el silencio
con que la pensás.
Todos los días quedate callado por lo menos un minuto
pensándola.
Preguntate qué andará haciendo.
Que tu evocación
se haga hábito.
Cuidalo a este hábito.
Como si fuera un hijo que nunca
va a nacer que nunca va a morir.
Luchá por todo esto
pero tené presente siempre
que no sos su hombre.
Que vos no sos 
lo que ella necesita.
Y si por una de esas casualidades
lo sos
no te rindas no cedas no seas
nunca
su amor.
Porque es importante 
imprescindible
que a esta chica la quieras
la veneres y desees
pero nunca
la tengas.